Rubio: El próximo gobierno tendrá problemas de gobernabilidad al no contar con mayoría en Asamblea

26 Ago


 Roberto Rubio, director ejecutivo de Funde, cree que un sector en el Frente está interesado en tener poder económico, legislativo y judicial y hacer a un lado la carrera presidencial del próximo periodo 2014-2019. Por otro lado, ve crisis en los liderazgos políticos.

En varias ocasiones ha sido mencionado para altos cargos públicos pero no ha aceptado. Desde los 23 años fue simpatizante de las FPL y fue llamado para formar parte del que sería un nuevo gobierno rebelde luego de la ofensiva del 89 el cual no se dio. Antes, laboró con el padre Rutilio Grande en la zona de Aguilares y esas actividades le despertaron conciencia.
En dos ocasiones ha sido invitado a ser candidato presidencial por el CD.
Rubio ha colaborado en Relaciones Exteriores, con el FISDL, CONAMYPE, y fue convocado por el presidente Funes a ser secretario de transparencia pero una vez más se negó. Dirige la Fundación Nacional para el Desarrollo y desde allí se dedica a hacer análisis económico y de coyuntura salvadoreña porque si bien “los problemas son económicos, las soluciones son políticas”, dice.
 
Este enfrentamiento entre Salas de la Corte Suprema de Justicia, que ahora estamos viendo parece algo inédito en la historia del país ¿Cuál es su importancia al grado que interviene el gobierno de los Estados Unidos a través de la Embajadora Aponte que condicionar los fondos de FOMILENIO II si este conflicto no se resuelve?
Yo no sé en qué va a terminar todo esto. Intentar contener a la Sala de lo Constitucional, a mi manera de ver, es una aberración jurídica que está haciendo que una cantidad importante de generadores de opinión se haya manifestado diciendo que esto que se pretende es incorrecto, de graves consecuencias jurídicas y políticas. Incluso se oye una voz tan moderada y tan sensata como la del arzobispo diciendo que pretender desarticular la Sala de lo Constitucional es “aberrante”; todo esto es lo que se oye porque hay cierta indignación al ver cómo se pretende manosear de esta manera las leyes… y últimamente, está la advertencia de la embajadora Aponte asegurando que si no se soluciona este conflicto, peligran los fondos del FOMILENIO II.
La manera cómo se está manejando este conflicto ha provocado digamos, una reacción en la opinión pública muy fuerte que creo que ha llegado a algunos partidos políticos que han preferido no seguir en sus intentos por el costo que les puede causar, que va a ser muy grande.
Pero no todos están desistiendo de sus intenciones, todavía hay algunos que pensarán seguir adelante ¿A quién le interesaría desarticular la Sala de lo Constitucional?
Mi tesis, que habrá que comprobarla más adelante, es que a quien le interesa tomar el control de la Sala de lo Constitucional, es el que puede ser menos sensible a algunos costos políticos y es un sector dentro del Frente al que le interesa más el control de la justicia que llegar al gobierno.
Este sector está dispuesto a pagar el costo político porque para éste es más importante tener el control de la justicia que estar en el gobierno, porque cuando estás en el gobierno tienes algo de poder pero no lo tienes todo. El ejemplo de Nicaragua es claro. Ortega, cuando estuvo en el gobierno en la primera vez, acumuló poder económico y tuvo presencia en la Asamblea; cuando estaba en la oposición fortaleció su presencia en la Asamblea y logró a través de esas dos cosas tener una presencia importante en la justicia y llegó incluso a controlar el sistema de justicia estando en la oposición. No necesitó estar en el gobierno para hacerlo. Teniendo esa tríada completada de poder económico, legislativo y judicial, con eso puede cerrarse el círculo de un proyecto autoritario y eso es lo que creo yo que quiere provocar algún sector del Frente.
Bueno, digamos que hay un sector del Frente que le apuesta a tener poder económico, legislativo y judicial más que continuar en el gobierno ¿Este sector no estaría reñido con otro que quiera mantener el Gobierno?
Hay otro sector dentro del Frente que piensa que lo más importante es ganar el gobierno, darle continuidad al gobierno, pero para otros tal vez sea más importante mantener el empleo. Sin embargo, lo que vemos es que existe una parte de su fracción en la Asamblea Legislativa que le apuesta a tener mayores cuotas de poder, en este caso, poder judicial, económico y legislativo. Este liderazgo lo mantiene el presidente de la Asamblea y le está generando costos políticos.
Por otro lado, hay algunos partidos políticos que lo acompañan ¿Cómo es que no aprendieron la lección con el 743? El 743 le provoco al Frente algún costo en los sectores urbanos en las elecciones de 2012 y hoy vuelven a cometer lo mismo a unos meses de las elecciones presidenciales sabiendo que va a causar algún costo.
No quiero magnificar a los magistrados de la Sala de lo Constitucional porque también cometen y han cometidos sus errores pero quiérase o no es una Sala que se está distinguiendo por ser independiente. Y uno valora que por fin haya una voz independiente que se le plante y se le pare a todos los partidos políticos y que les digan “señores aquí hay que enderezar esto y esto” y eso ha generado una simpatía importante sobre todo en sectores de capa media que fueron votantes del Frente anteriormente pero que entre esas y otras razones se les están alejando… y uno se pregunta ¿cómo es posible que estén afectando al candidato con esto? Pues, la única explicación que yo tengo es que no es tanto su prioridad seguir en el Ejecutivo. Claro que les importa ganar, pero es fundamental y más estratégico tener el control de lo que les queda porque ya tienen control de varias instancias…
¿Tiene la Sala un supra poder, como se dice, a tal grado que puede ordenar a la Sala de lo Contencioso y a otras a que no conozcan procesos?
Yo creo que hay formas que la Sala de lo Constitucional debió haber quizá cuidado…  a lo mejor no debió ordenar antes que la Sala de lo Contencioso recibiera la denuncia. Me parece que fue muy adelantado en su obrar, pero eso no quita que tuvieran razón en el sentido que les dice: “mire, esto no es de su competencia”. Igual, la Sala de lo Contencioso le puede decir a la de lo Constitucional que se abstenga de conocer procesos administrativos porque la justicia está ordenada de esa forma en que cada juez tiene su rol en lo penal, en lo civil, en lo contencioso administrativo y en lo constitucional. Igual pasa en una empresa, si uno es el gerente de ventas pero el gerente de producción está ordenando a los vendedores a que hagan otros planes, eso no va. Cada quien tiene su competencia, hay estructura, controles y la de justicia está muy bien definida.
¿Cuál es el sector del FMLN que puede estar interesado en tener control de la justicia?
Es la gente que tiene el control de la chequera; la cabeza más visible, no es la única, es la de Sigfrido Reyes, que son los que han llevado esto hasta donde está y ahora estamos viendo al gerente de la Corte, que es pariente de Orestes Ortez, que está llevando una serie de procedimientos que tratan de aislar administrativamente, ya no solo políticamente, a la Sala de lo Constitucional. Se está dando el caso que los magistrados tienen que sesionar fuera porque se sienten amenazados; hay nuevas contrataciones con criterios partidarios. Las trescientas plazas que congeló la administración de Belarmino Jaime, se han abierto y ya llevan contratados más de cien nuevos empleados. No es toda la fracción la que participa de este plan. Es más, creo que hay sectores en el FMLN con talante democrático como Gerson Martínez, Oscar Ortiz y Hugo Martínez, y así hay otros que quieren funcionar pero a ese sector que tiene el poder económico en el FMLN y que saben que tienen una presencia legislativa, en su estrategia, es más importante tener el control de la justicia que tener el control de este gobierno en este momento.
¿Cuál es el papel de FUNDE, la institución que usted preside, en todo esto?
Nosotros estamos más abocados a la parte económica de la Nación, al desarrollo territorial y en los últimos cinco años, hemos venido desarrollándonos como capítulo de transparencia y en esa medida hemos entrado a la parte política por esa vía. No tenemos un apartamento de análisis político ni electoral. Sí participamos en otras instancias que abogan por la reforma electoral y lo hacemos porque nos interesa fortalecer la democracia, porque creemos que el desarrollo de la democracia es un elemento clave para desarrollo económico del país.
Nos hemos metido en temas de la Asamblea porque tenemos una oficina de recibimiento de denuncias de corrupción en la cual nos hemos amparado en la ley del sistema de información. Si viene un ciudadano y nos pide que investiguemos o acompañemos una petición de corrupción y si está bien hecha, bien fundamentada, bien amparada, entonces acompañamos la petición y nos volvemos peticionarios. Cuando presentamos la denuncia por el tema de las corbatas la hicimos a toda la junta directiva, principalmente al presidente por ser el responsable directo y a los otros por haber aceptado los regalos. Según la ley de ética, un funcionario no puede aceptar este tipo de cosas.
Qué opina sobre las denuncias que hiciera el ministro de Hacienda en su informe de labores donde revelaba que hay dos empresas que le deben al Estado cien millones de dólares y que si pagaran esa deuda se pudieran cubrir los programas educativos y otros en salud ¿Cómo ve la responsabilidad de la empresa privada en el desarrollo económico de la nación?
Uno de los males que ha padecido este país es la evasión de impuestos. Se da en los no pagos de renta e IVA, aunque es más en la renta. Cuando Hacienda dice que una empresa no ha pagado, cuando ya descubrió el delito, viene un proceso de apelación y en este caso si el ministro sabe que hay dos empresas que han sido sancionadas y que ya tienen orden de pago, que ya se les penalizó, tiene que proceder a dar a conocer esa información; pero que lo haga parejo con todas las empresas porque hay un pleito con una harinera que ha tenido que ver con el apoyo a la campaña de Mauricio Funes y no se ha sancionado aun cuando se dice que está evadiendo. Yo creo que hay que dar a conocer a las empresas evasoras pero bajo un procedimiento adecuado y justo porque si no se usa bien el procedimiento todo esto podría usarse como un arma política porque uno dice “a este sí le cobramos pero a este no”.
¿Cómo ve usted a los partidos en contienda? Hay una guerra de encuestas que nos dan una lectura aproximada de esta realidad ¿Qué opina al respecto?
Hay encuestas que se hacen lo más objetivamente posible; siempre pueden tener deficiencias y uno puede ver a las encuestadoras por su historial, por ver quién ha quedado mal y quien ha acertado en sus pronósticos. Yo tengo una apreciación y creo que hay tres encuestadoras que más han venido acertando y se han aproximado un poco más: la de la UTEC, la Prensa Gráfica y Mitofsky. Lo que veo hasta ahora es un porcentaje 30-30-20 simplificando: treinta puntos para el Frente, treinta para ARENA, y veinte para Tony Saca. Arena y el Frente están en un empate técnico.

Luego está Tony Saca unos diez puntos debajo de sus contendientes…

¿Por qué logró ganar Tony Saca en 2004? Porque logró que el votante no arenero al ver a Shafick Hándal, le tuviera miedo y votara por él ¿Por qué ganó Mauricio Funes? Porque el Frente logró ir más allá de su voto duro. Este es el voto que decide quién gana, es el voto del indeciso y que no se manifiesta en las encuestas…
¿Y esta tendencia de 30-30-20 podría modificarse?
La pregunta que hay que hacerse hoy tiene que ver con las encuestas de septiembre y octubre, que van a ser bastante definitorias para conocer la última tendencia, para saber si ese 30-30-20 se mantendrá. Hasta ahora, lo que dicen las encuestas es que es difícil cambiar esa tendencia. A esas fechas mucha gente ya habrá definido su voto y a menos que suceda algo extraordinario podrían cambiar las cosas pero no hay nada en el mapa que indique que vaya a haber algo extraordinario.
La pregunta va a ser si la tendencia a subir de Tony Saca habrá llegado o no a su techo. Hay una curva en Saca que va subiendo pero que de repente empieza a estancarse. La pregunta es si ya llegó al techo. Pareciera que sí. Si es así, las elecciones se van a ir perfilando entre ARENA y el Frente que pasarían a segunda vuelta en donde Arena tiene más ventajas que el Frente. No quiere decir que sea imposible para el FMLN pero tendrá más desventajas para ganar. Hay encuestas que miden que la mayoría de votantes de Saca se irían con ARENA, un 10 por ciento para el Frente y un 30 por ciento que no iría a votar.
¿Cómo quedaría Saca al ser desplegado? ¿Seguiría siendo una fuerza importante el movimiento Unidad?
Saca quedaría con poder definitivamente pues ya sea que gane ARENA o el Frente, no tendrían los diputados suficientes para hacer mayoría simple, ni mucho menos calificada y eso le dará poder a Saca. Luego vienen las elecciones de 2015 pero entonces es más complicado porque ahí sí, el PCN no iría en Unidad porque ya tienen una marca. Mantener la unidad en elecciones municipales y para diputados va a estar complicado. Si tiene una derrota Unidad en estas presidenciales también puede afectar la votación de GANA. Con el PDC tiene menos problemas de relación al interior.
Pareciera que habrá un periodo de gobernabilidad muy complicado a partir del próximo año, gane quien gane ¿No le parece?
Yo creo que cualquiera de los partidos que llegue va a tener una gobernabilidad complicada. Primero, porque va a necesitar ciertos entendimientos. No va a tener por sí solo una mayoría simple ni calificada en la asamblea y le va a tocar llegar a entendimientos. La situación podría cambiar a partir de 2015, y mejorar su situación teniendo una correlación más favorable en la Asamblea a partir de 2018. Es un gobierno que va a tener que lidiar con tres legislaturas.
Luego viene el tema de la gobernabilidad económica. La dimensión del problema económico es tan grande que no hay forma sobre todo por esa composición legislativa, de que pasen una determinada serie de decisiones difíciles que se han venido retrasando. Se va a requerir de una madurez enorme para abordar por ejemplo la clara insostenibilidad fiscal a la que vamos. Esto ya está siendo aceptado en las esferas de gobierno y todo apunta a que esto no es sostenible, por lo menos el tema de las pensiones; ya incluso nos aproximamos a un déficit del 5 por ciento… cualquier gobierno va a tener que tomar medidas drásticas para sanear las finanzas públicas.
También habrá un cambio en el estilo de gobierno y en sus enfoques porque unos le apuestan a lo social y otros a quitar subsidios ¿Cómo ve a los gobiernos posibles?
Yo creo que la dificultad acá la vamos a ver de los planes que van a salir. Por lo demás, puedo decir que los planes de gobierno de los partidos políticos no son planes técnicos: son electorales, que se hacen para ganar votos; no se sabe cuál va a ser la respuesta técnica y adecuada. Ha pasado en todos los planes de gobierno que se hacen normalmente por la vía electoral, no para gobernar. Muchas de las promesas que están haciendo ahora no las van a poder cumplir. Es casi imposible que hagan lo que están planteando porque en un plan técnico hay que saber no solo cuánto cuesta un proyecto sino cómo se va a financiar.
¿A qué posible gobierno le ve más carácter como para que sepa manejar una crisis como la que los analistas dicen que se avecina?
Yo diría que para el manejo económico es ARENA y UNIDAD, por la experiencia que ha tenido Saca y por los acercamientos de ARENA al sector empresarial. Yo creo que la gestión económica les puede resultar. En términos de gestión social, veo que el Frente ha tenido más experiencia. Si uno agarra los campos de este gobierno, donde menos problemas va a tener va a ser en la parte social; en la parte económica lo hizo mal y en la parte política también porque hemos tenido mayor deterioro de las instituciones democráticas.
En la parte social, ha habido programas de asistencia y este gobierno abordó la crisis de 2008-2009 con programas sociales y ese aspecto lo potenció bastante. Posiblemente tengan más vocación en lo social. Lo que me preocupa de la gestión política en el caso del Frente es esa visión de control institucional que va en contra del avance democrático que hemos tenido. En la parte política, ARENA ha tenido también señales de control institucional.
Algunos análisis dicen que un gobierno de derecha sería volver a otros momentos en donde existió favoritismos para cierta clase económica que hoy ha perdido privilegios ¿Esto es una verdad o es una especulación?
Yo creo que sí ha habido sectores que antes tenían influencia y poder y que hoy ya no tienen tanto. Siguen teniendo, claro, pero en este gobierno ha habido mayor distanciamiento entre esos sectores y la influencia de estos ha sido menor. Que hoy hay otros grupos como Alba que de alguna manera están reemplazando en influencia a esos sectores eso es otra cosa, y el actual partido tiene ahora un peso en las decisiones también de gobierno. Y de las vueltas al pasado, pues sí, puede haber; ese discurso tuvo mucho peso en las elecciones pasadas porque la gente estaba cansada de los veinte años de ARENA y de los empresarios, y de los abusos que se presentaron en ese nivel. Eso ayudó mucho a que bastantes votantes se volcaran por cansancio de ARENA porque de alguna manera estaban conscientes que ese pasado los había conducido a una situación difícil. No es el caso de estas elecciones. Este discurso va a pegar menos porque ya pasaron cinco años del Frente.
Ese discurso de vuelta al pasado se matiza porque el Frente ya es parte también del pasado y la otra dificultad que ha tenido el Frente es que la expectativa de cambio fue muy fuerte y lo que uno vio fue que comenzaron a cometer los mismos vicios que antes criticaban a ARENA.
Volviendo al tema electoral, vemos a un presidente Funes con bastante aceptación ¿Pudiera ser determinante a quien acompañará para las presidenciales?
Allí hay dos cosas. Una, creo que el capital político del presidente no es transmitible automáticamente a algún partido. Mi impresión es que el presidente Funes no se va a definir todavía. Podemos ver que él está atacando a ARENA pero no se define ni por Unidad ni por el Frente. Él lo va a hacer a partir de octubre cuando vea quien va a ser el ganador.
Para ir cerrando esta entrevista, creo que nuestros lectores ven una crisis de liderazgos políticos ¿Qué apreciación tiene al respecto?
Sí creo que hay una crisis de liderazgo. De los tres candidatos el que tiene como más carisma y experiencia es Saca pero a la gente le costará repetir y ese es un precio que va apagar Saca. La gente quiere ver caras nuevas. No veo un liderazgo. El liderazgo de Tony Saca en Unidad es más fuerte que el de Sánchez Cerén en el Frente y que el de Quijano en ARENA. En el caso de Unidad está centrado mucho en la figura del presidente, en el caso de ARENA y el Frente está centrado en la bandera y en la estructura. Liderazgo como los que tuvimos en tiempos de d´Aubuisson, Duarte, Shafick, de esos ya no hay. Quizá hubiera cautivado al votante nuevo, un liderazgo diferente…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: