Galería

Medio Ambiente traza ruta para el rescate y protección de los humedales

8 Feb

Lina Pohl, viceministra de Medio Ambiente. Foto Diario Co Latino / archivo

Diario Co Latino

El Ministerio de Medio Ambiente, junto a las comunidades y los gobiernos locales, ha emprendido una estrategia para el rescate y la protección de los humedales considerados de importancia internacional, ecosistemas que son frágiles ante la realidad del cambio climático y la mano destructora del hombre.

“Ya no pueden haber soluciones parciales en este país. Si no lo hacemos todos, si no lo hacemos los gobiernos locales; los gobernadores y gobernadoras; las comunidades, esto no va seguir adelante”, expresó la Viceministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, en referencia a la unificación de esfuerzos que esta cartera de Estado ha propiciado para emprender acciones efectivas.

La funcionaria, durante la entrevista Agenda de Nación que transmiten Canal 10 y Radio Nacional de El Salvador, expresó su preocupación por los resultados de un estudio realizado recientemente, que da cuenta de la existencia de zonas críticas en los seis humedales más importantes del país.

“Son sitios altamente contaminados, son sitios con muchos problemas de erosión, de quema, inundaciones, talas, todos los hemos visto.  Recurrentemente cada año se inundan estos sitios, estos humedales, que son lagos, lagunas, espacios donde habita muchísima vida silvestre, que son además quienes producen medios de vida para las comunidades”.

El Salvador cuenta con seis humedales considerados de importancia internacional por la Convención de Ramsar, que son el  área natural protegida laguna del Jocotal, el complejo Bahía de Jiquilisco, el embalse Cerrón Grande, la laguna de Olomega; el complejo de Güija, y el  complejo Jaltepeque.

Este convenio internacional, firmado en la ciudad de Ramsar (Irán) en febrero de 1971, es un tratado intergubernamental que sirve para emprende acciones en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos. El mismo protege 1.950 humedales a nivel mundial, con una superficie total de 190 millones de hectáreas.
Los humedales son de altísima importancia por ser hábitats de diversas especies marinas y terrestres que conviven, incluso, en situaciones híbridas en estos complejos ecosistemas que también son relevantes para el equilibrio del clima.

La ministra Pohl informó que las primeras acciones están encaminadas “en torno al tema de desechos sólidos”, en un esfuerzo por reducir la basura y darle un tratamiento que ayude a la sustentabilidad de estas zonas, así como otras dirigidas a la reversión de “la erosión de los suelos que hay alrededor de los humedales y que provoca deslizamientos constantes”.

El Gobierno, junto a los actores locales, también emprenderá “obras de infraestructura y de mitigación, porque algunos de estos humedales  han visto deteriorados sus  diques, sus muros de contención lo significa grandes inundaciones”.

La vice titular de Medio Ambiente destacó como ejemplo los daños que las inundaciones repentinas y severas, como las producidas en octubre del año pasado durante la depresión tropical 12 E, causan en los manglares, lo que requiere esfuerzos tanto para su recuperación y la protección a futuro frente a la realidad del cambio climático.
Pohl afirmó que para estos esfuerzos se cuenta, en un primer momento, con dos millones de dólares que provienen del Fondo de la Iniciativa Ambiental de las Américas (FIAES), así como otros programas que ejecuta el Ministerio de Medio Ambiente con recursos propios.

“Lo que hemos visto es que hay fuertes inversiones, constantes inversiones de dinero, dispersas, pero no hay un plan integral, son dispersas, son importantes, pero no tienen impacto”, expresó respecto a la necesidad de enfocar los esfuerzos en un mismo sentido en pro del rescate de estos ecosistemas que, aparte de su importancia medioambiental, también tienen potencial turístico y comercial sustentable.

Según Medio Ambiente, la mayoría de los humedales incluidos en el estudio reflejan situaciones críticas particulares, en especial los complejos Bahía de Jiquilisco y Jaltepeque, y el embalse Cerrón Grande.

Los problemas señalados por los expertos están referidos principalmente a los desechos sólidos, las aguas residuales, las especies exóticas invasoras, las inundaciones, la erosión, la tala e incendios, así como otras  situaciones que causan efectos nocivos en estos ecosistemas y en la salud humana.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: