Galería

La derecha latinoamericana en el peor momento de su historia en América Latina

6 Oct

Emir Sader *

El  momento de mayor fuerza estaba en la altura correcta de los gobiernos neoliberales, ya que las fuerzas de distinto origen fueron la adopción de las recetas del FMI y el Banco Mundial, convergiendo a un consenso continental sin precedentes en torno a políticas que prevalecen en el campo de la derecha a nivel internacional.
Poder tienen derecho en el campo de los partidos conservadores, sino también las fuerzas como el PRI y el PAN en México, el PS y la DC en Chile, Copei y AD en Venezuela, el peronismo en la Argentina – por nombrar unos pocos elocuente – reveló una capacidad de hegemonía de su proyecto, que nunca tuvo el anterior derecho.
Fue un período relativamente breve, pero significativa. Permite la designación de los partidos que anteriormente se encontraba en el jardín izquierdo – los nacionalistas, los socialdemócratas – y la presentación de una propuesta de nivel continental – políticas y zonas de libre comercio, expresada en el TLCAN y el ALCA – que une los EE.UU. y establecer el continente.
Además, reformuló América Latina con el modelo hegemónico global, por derecho, que reúne a fuerzas de diferentes orígenes en la política e ideológica. Fue uno suficiente para hacer funcionar el modelo hegemónico en América Latina, por esta casa se __derrumba de tarjetas, y promover importante crisis de identidad de las partes que habían participado en el bloque neo-liberal, incluido el derecho tradicional y los que habían añadido a ese modelo de otras fuentes.
Después de una década de la existencia de un gobierno progresista en muchos países del continente – Venezuela, Brasil , Argentina, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Nicaragua, El Salvador, Perú – la situación de la derecha – y, en relación, los EE.UU. en América Latina – ha cambiado radicalmente.
Las fuerzas que han implementado las políticas neoliberales han pagado el precio del carácter antisocial de estas políticas y su agotamiento prematuro. Menem, Fujimori, Cardoso, Carlos Andrés Pérez, Salinas de Gortari dejó la presidencia en minoría y políticamente derrotado, se convirtió en el símbolo de la lucha contra el popular ex-presidentes (Menem, Fujimori, Carlos Andrés Pérez llegó a ir a la cárcel, se escapó de la Gortari Salinas de México para escapar a ese destino).
Su partido y las fuerzas aliadas han pagado el alto precio de esta aventura: el peronismo tuvo que ser rescatado por los Kirchner en política radicalmente opuesta a Menem. AD y Copei prácticamente desaparecido como partidos en Venezuela. El PRI mexicano fue derrotado por primera vez en 70 años y perdió la presidencia, después de dos términos de la continuidad de estas políticas, lo mismo debería suceder con el PAN. Fujimori no pudo elegir al sucesor, o construir una fuerza política propia. El PSDB fue derrotado en las elecciones presidenciales los siguientes tres a dos el FHC.
A la vista de los gobiernos que han puesto en práctica políticas y romper de salida con el modelo neoliberal, las fuerzas que habían incorporado este modelo se descolocadas. El espectro político ha sido en gran parte ocupado por las coaliciones en países como Argentina, Brasil, Uruguay, y las alianzas políticas con la centro-izquierda, sin dejar espacio para las fuerzas neo-liberal.
Estos se enfrentaron entonces con el dilema de las políticas de defensa que no había podido o tratan de decir que sus gobiernos se han preparado las condiciones para el papel de las políticas sociales de los gobiernos que les sucedieron, que, además de tesis muy discutible, no impide que los gobiernos que pongan en práctica estas políticas son populares y venció a los que encarnan la democratización sociales.
En Venezuela, Bolivia, Ecuador, los cambios radicales que el nuevo gobierno llevó a la práctica ganó amplio apoyo popular, aislar y derrotar a las fuerzas que habían precedido a la del gobierno. Como resultado, las fuerzas de la derecha o fueron derrotados neodirecta sucesivamente a lo largo de la década transcurrida desde el primer triunfo de Hugo Chávez.
Los presidentes post-neoliberal son reelegidos, y en el caso de Argentina, Uruguay y Brasil, los sucesores elegidos, mientras que la oposición, desorientado, o dividir – o no puede obtener el apoyo de los gobiernos – como en Argentina, Venezuela. Cuando mismo tiempo, la teoría estadounidense del ALCA fue derrotado ya a principios de la década, cuando la presidencia del proyecto, dejando a los EE.UU. y Brasil, se libró de esta, con el apoyo de grandes movilizaciones populares en la década anterior y que el sentimiento se convirtió en una mayoría a favor de los procesos de integración regional y no el TLC con los EE.UU..
Los Estados Unidos siguen teniendo a México y Colombia como aliados, así como los gobiernos centroamericanos. Más recientemente, el apoyo perdido en Nicaragua y El Salvador, y Perú y el cambio gradual de la posición de Colombia. Incluso la victoria de la derecha en Chile es neutralizada por la pérdida acelerada de popularidad de Piñera.
Al mismo tiempo, ocupando las áreas conquistadas, se formaron UNASUR, el Consejo de Defensa Sudamericano, el Banco del Sur, la consolidación de la hegemonía de los proyectos de integración regional – y alianzas con el Sur del mundo – y el aislamiento de los acuerdos de libre comercio con los EE.UU..
La crisis de 2008 y su regreso este año confirmó las ventajas de tales políticas y alianzas con China, en lugar de la alianza privilegiada con el estancamiento de la economía de EE.UU.. Frente a estas pérdidas y el aislamiento, sigue buscando el nuevo perfil derecho.
Las derrotas sufridas recientemente en Uruguay, Brasil, Perú, El Salvador, que tienen que sufrir en Argentina, Nicaragua, Venezuela, se extienden a lo largo de la segunda década de este siglo que la derrota. Los gobiernos deben recurrir a los progresistas ante estos contratiempos para promover proyectos de la nueva era post-neoliberal, con la conciencia de que se ha revestido de organismos para el monopolio de los medios de comunicación y que los ejes estructurales de la derecha – el capital financiero, empresas agroindustriales, empresas de medios de comunicación privados, que encarnan la dictadura del dinero, la tierra y la palabra – siguen con mucho poder, como los objetivos de los cambios estructurales que la lucha para superar el neoliberalismo y la construcción de sociedades democráticas, humanistas igualitaria, requiere.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: