A PROPOSITO…

20 Sep

Como decía un dirigente obrero vasco de finales del siglo XIX, “en las instituciones, debemos poner a los militantes más honrados, y vigilarlos como si fueran ladrones”. Esas sabias palabras deben tenerse muy en cuenta porque uno de los riesgos más evidentes y más eficaces para anular cualquier fuerza revolucionaria son los engranajes y las cadenas de las instituciones, porque la conquista de escaños y responsabilidades no debe ser nunca un fin, sino un medio para cambiar la vida, para cambiar la historia.

 (TOMADO DE UN ARTICULO DE HIGINIO POLO. Ciudadano del estado español) 25 DE ABRIL DEL AÑO 2006

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: