Presidente Funes: ARENA envía señales de inestabilidad para el país

23 Nov

Diario Co Latino

El colmo de los colmos. Los areneros continúan “rasgándose las vestiduras” aún y cuando tuvieron 20 años en el Ejecutivo, así calificó el Presidente de la República, Mauricio Funes, las acciones del bloque derecha, que a diario envía señales de inestabilidad para el país.

Primero, los derechistas obstaculizan la ejecución del presupuesto 2011, al anunciar que iban a presentar un recurso de inconstitucionalidad; luego exigen ponerle límite a la deuda externa y ahora quieren se apruebe la ley de transparencia, a pesar de que el Gobierno de izquierda hace del conocimiento público todas sus decisiones.

“Fíjense bien, quién está enviando  señales de incertidumbre, quién está enviando señales de inestabilidad, es ARENA… paraliza el desembolso de los recursos, paraliza la obra  pública y si se paraliza la obra pública no solo no cumplimos con las demandas planteadas  por la población, sino que dejamos de generar el empleo,”, afirmó el Mandatario, luego de inaugurar
el puente Melara, sobre el río Huiza, en La Libertad.

Al parecer, el Presidente Funes ha puesto el “dedo en la llaga” de los grandes capitales, al vetar un decreto que anulaba la presentación de la declaración patrimonial.

Y es que los diputados de derecha ahora se muestran hasta más renuentes a los empréstitos del gobierno, pese a que el país lo necesita, pues, no puede cubrir el presupuesto nacional con recursos propios. Además, esta fue una práctica constante del partido ARENA, en los 20 años que gobernó el país.

“Los recursos sólo pueden venir de un gobierno o de los impuestos que se pagan o de cooperación o de préstamos internacionales. Tuvimos que recurrir a los préstamos, porque encontramos al país sin recursos”, explicó el Jefe Estado.

El gobierno de izquierda recibió al país con una deuda de más del 40% con respecto al PIB, un déficit de un mil 800 millones de dólares, incluso no había dineros ni pagar los salarios de los empleados públicos a finales de 2009.

“Yo quisiera que me respondieran por qué en 20 años nunca se preocuparon por la aprobación de una ley de transparencia, por elegir de modo diferente la Corte de Cuentas de la República, por mantener el endeudamiento a niveles manejables y nunca se preocuparon tampoco por reducir el gasto corriente. Y hoy a este Gobierno le quieren recomendar medidas que ellos en 20 años no las implementaron”, cuestionó el Presidente.

Sin duda alguna, el Mandatario está consciente de no repetir los errores de las administraciones areneras, por ello hace hincapié en reforzar el trabajo con la empresa privada, porque solo con la inversión en el país podrá reducir la necesidad de préstamos.

“Hay que ir a buscar recursos a otro lado, ¿y a dónde se buscan?, en el esfuerzo interno y los recursos que provienen de la tributación”, se contestó el Presidente Funes.

En ese sentido, el gobierno de izquierda ha destinado un mil 200 millones de dólares en inversión pública para el próximo año, con el objetivo de reactivar la economía del país.

A esto se suma el constante llamado a las empresas nacionales e internacionales para que inviertan en el territorio, y prueba de los resultados es la próxima instalación de una textilera estadounidense en el país. “Estamos en un mundo altamente competitivo, tenemos que hacer todos los esfuerzos que se requieran para hacer la tarea que nos corresponde”, externó el mandatario.

Entre esas tareas está el pacto fiscal que no es sinónimo de impuestos, sino de que la sociedad establezca necesidades y la forma de financiarlas; además de estrategias para combatir la elusión y evasión del fisco.

Sin embargo, el mandatario aclaró que “nadie le está imponiendo a los empresarios, a los sindicatos, a la sociedad entera, estamos proponiendo que esa decisión la tomemos en un pacto
fiscal, en un gran acuerdo nacional”.

De proponerse o no el pacto fiscal, el Presidente Funes dejó entrever que cada decisión es y será tomada con “la cabeza fría y no con la lengua caliente”.

Gobierno explora mercados con China

Dado que la República Popular de China es una de las economías emergentes de más rápido crecimiento en el mundo, el Presidente Funes explora nuevos mercados comerciales.

En ese sentido, el gobierno de izquierda autorizó que se realizara la primer exposición comercial de China, en la que 50 empresas ofrecerán sus productos en el país.

“No tenemos relaciones diplomáticas con China, nuestra relaciones diplomáticas son con Taiwán, de tal manera que estamos explorando nada más, explorando, nuevos mercados, y  explorando la conveniencia o no, de abrir relaciones  diplomáticas con China”, explicó Funes.

Pero los intereses comerciales son recíprocos, porque las empresas chinas también han puesto sus ojos en productos salvadoreños como el café, azúcar, y el manejo de la energía geotérmica.

“Si al país le conviene que abramos relaciones diplomáticas con China, porque hay miles de millones de capitales chinos en todo el mundo, si al país le conviene lo vamos hacer”, expresó Funes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: