El nivel de conciencia explica el éxito de los electoreros.

14 Oct

Análisis político

Desde la Constitución y Un buen gobierno Un mal gobierno
Leyes secundarias cumple no cumple
Desde las promesas Un gobierno que las cumple Un gobierno demagogo
Desde los cambios Un gobierno progresita Un gobierno conservador
para mejorar la calidad reformista anti-reformista
de vida
Así, hay quienes prefieren:
Un buen gobierno y no un mal gobierno
Un gobierno que cumple y no un gobierno demagogo
Un gobierno progresista reformista y no un gobierno conservador
antirreformista
El buen gobierno, que cumple y que es progresita, podría con sus gestiones, acciones, políticas y cambios mejorar los procedimientos, podría hacer realidad lo que se promete, podrían hacer progresar las condiciones. Pero, por radicales que fueran las gestiones, las acciones, las políticas y los cambios, estos sólamente reformarían las formas y los métodos de hacer las cosas. Y el reformismo, con sus gestiones, acciones y políticas podría hasta llegar a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos –incluidas las grandes mayorías-. Y, en algunos casos excepcionales, incluso podría hasta reformar el sistema. No obstante, en ningún caso, las más radicales reformas erradican las estructuras del sistema.
Este reformismo no forma parte del dialéctico proceso de transformaciones de la primera fase de la liberación social hacia la segunda fase de liberación socialista. Por eso, el buenazo de Don Alberto Masferrer con su Minimun Vital no dio pie en bola, pues no dijo cómo y de dónde telas hacer los cambios, y tampoco, cómo convencer a los oligarcas de entonces que no fuesen tan malitos.
Esl nivel de conciencia simple indica que las condiciones subjetivas para que la gente abrace el proyecto revolucionario están en desventaja con respecto a la politiquería que se le ofrece, con respecto a la política burguesa en la que las opciones se mueven, y con respecto al reformismo que el oportunismo ha venido promoviendo desde uuuuu…:
La izquierda tradicional y electorera (1964-1977)
Los golpes de pecho –o del diente al labio_ (1977-1979)
Abordando el último tren “de los aventureros” (1979…)
Cambiando el rumbo: el tren negociador (1981-1992
Los últimos son ahora los primeros:
en el tren reformista y electorero (1994-2010)
Esta continuada ofensiva reformista explica el “éxito” del electorerismo entre la gente que vota. Explotan “el mal menor”: participar por participar, votar por votar, ganar por ganar, y ganarle a a ARENA, son las consignas vacias de contenido que propagan. ¡Y valen madre el programa, la estrategia, la organizacion y el rumbo revolucionarios! Otro tema es como contribuir a levantar esas condiciones subjetivas desfavorables.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: