Pánico colectivo

9 Sep

Rigoberto Chinchilla

A nadie le causa gracia amanecer y tener que caminar once kilómetros para poder llegar a su lugar de trabajo.  Lo ocurrido este martes, en los municipios del oriente del país demuestra como el recurso del terror,  está  siendo utilizado como arma psicológica y política,  por la oposición, para descarrilar los proyectos y el avance del gobierno de turno.

Primero, no se puede negar que el accionar delictivo de las pandillas se ha elevado, desde hace años y se agudiza después del anuncio de la criminalización de estos grupos, pero por otra parte, sorprende  que sus amenazas se aumenten en momentos en que ARENA obtiene resultados negativos en las encuestas.

La oposición urgía de un respiro, no aparecen en los últimos sondeos ningún reflejo de recuperarse;  salvo algunas  encuestas de dudosas técnicas que desde sus  desaciertos perdieron credibilidad. De momento la oposición, no muestra  nada positivo que le favorezca a su imagen, sus disidencias, retornos a rediles, deposición de cargos directivos son las aguas turbias donde se mueven,  de hecho en ARENA ocho de sus miembros se han retirado en los últimos meses abandonando el barco que naufragó el  15 de marzo de 2009, sus réplicas aún continúan golpeando el viejo casco y  lo que quedó de el, después de la derrota.

El recurso del miedo tiene sus técnicas, inventar un rumor de un supuesto estado de sitio en la zona,  como el ocurrido este lunes en Ilopango y Soyapango, tuvo sus resultados en la población precedido por la quema de un microbús en la zona  y la irresponsabilidad informativa de algunos comunicadores que actuaron como los más alarmistas del mundo, el decálogo de Medios Unidos, que aseguró que no harían más apología innecesaria a la violencia, terminó en el olvido y algunos medios, generaron un pánico colectivo.

Ese ensayo ya lo habían experimentado. Antes lo preparaban desde las grises oficinas  del Ministerio de Gobernación, hoy desde la oficina que ellos llamaron el “pentágono” una vivienda ubicada en la Colonia Escalón que utilizaron en las pasadas elecciones, para implementar la campaña sucia.

Las reacciones en la población son obvias, obligados a pagar renta a las maras, un “impuesto directo”  que les permite seguir viviendo y transitando en sus propias colonias y comunidades, aparte de recibir a veces  malos servicios básicos, muchos de ellos, asisten  desvelados a sus trabajos, forzados a abastecerse de agua por las madrugadas y reciben el castigo de un paro al transporte público decretado por las maras.  Pero ni en México, donde el combate contra el crimen organizado es ya una guerra fallida, los criminales actúan  paralizando a toda una ciudad,  quizá, porque el país es pequeño, acá,  los rumores corren con rapidez, desde que el periodista Roberto Hugo Preza, de Canal 21 advertía el pasado fin de semana, lo que se avecinaba nadie le puso atención;  acciones de contingencia debieron tomarse, quienes monitorean a los medios de comunicación fallaron, no advirtieron a sus jefes a  los que toman decisiones.

Ya los niveles son insostenibles e injustificables el actuar de estos grupos tiene cansada a la población. Ni aunque le pidan perdón a la población. Sobre todo cuando tus hijos han sido víctimas de una agresión o una violación física.

La explicación de su actuación, desde sus múltiples causas, no tiene importancia para la población en el momento que es obligada a caminar a encerrarse en sus viviendas, mucho menos cuando permanentemente te amenazan.

Exige una actuación efectiva y pragmática. La práctica como criterio de verdad,  el único que puede poner estado de sitio en cualquier lugar del territorio salvadoreño es el Gobierno y no las pandillas. Hay que reconocer que el Ministro de la Defensa y el Ministro de Seguridad, han reaccionado y han implementado medidas, mientras otros que están encargados de la prevención de la seguridad, hoy se desentienden.

Pese a haber tenido conocimiento de lo ocurrido el lunes y  de existir “la inteligencia estatal” no parece funcionar, lejos de eso recibe una bofetada de un medio de ultra derecha, que jamás había ocurrido, le filtraron una información de un rol institucional fuera de la realidad de sus funciones.

Los planes de contingencias fallaron inicialmente este martes, la creatividad del equipo de asesores del ejecutivo no respondió.

Resultaría perverso que la utilización de estos grupos para aterrorizar a la población se convierta en  arma política, justo cuando ARENA tiene una campaña publicitaria en Radio y Televisión donde se justifica y venden la imagen de “ser los protectores de las familias salvadoreñas”.

Septiembre fue elegido estratégicamente, para la implementación de este plan de pánico colectivo,  en medio de la conmemoración de fiestas cívicas, con un discurso de un falso nacionalismo de parte de oposición, que cada vez se ve mal en su nuevo rol.  Su vocación democrática  está resquebrajada y cuestionada.

La derecha antidemocrática es perversa y no le importan los intereses del bien común, le importa que sus cifras no estén en saldos rojos, pese a ello debo de aceptar que muchos de ellos, poco a poco, han ido abandonando ese proyecto fracasado neoliberal y se han vuelto propositivos y aceptando la posibilidad de dejar trabajar la alternabilidad.

Los rumores de incendios de unidades del transporte público en Ahuachapán y Panchimalco, fueron parte de la jornada, el reparto de panfletos y no dudo que el hallazgo de armas sea parte de esta estrategia, la última vez que lo hicieron fue a través de un correo electrónico que hicieron circular.

Lo único positivo que le veo a esta jornada de pánico es que la contaminación disminuyó, el cielo de la ciudad se vio despejado de tanto vehículo  y autobús del transporte colectivo que circula en mal estado y asesinan paulatinamente a los ciudadanos, dañando nuestro medio ambiente.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: