Cumbre ante un intento de unir a Centroamérica contra el crimen

20 Jul

Redacción ContraPunto

En Centroamérica, además de la pobreza y la exclusión social, los desastres naturales y la violencia delincuencial agobian a sus sociedades. El Triángulo del Norte es una de las zonas más peligrosas del mundo

SAN SALVADOR – Los presidentes del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), con la excepción de los mandatarios de Nicaragua y República Dominicana, se reunirán hoy en una cumbre extraordinaria para tratar de unirse y frenar al crimen organizado y la violencia que abate a esta región llamada “la cintura de América”.

Los males aquejan y el tiempo se acorta para las acciones, por ello el anfitrión de la cumbre, el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, citó con urgencia a sus homólogos ya que la violencia que hace del llamado Triángulo del Norte: Guatemala, Honduras y El Salvador, una de las zonas más peligrosas del mundo, puede expandirse a este subcontinente.

Sólo en El Salvador las tasas de homicidios están por encima de 70 por cada 100.000 habitantes; Honduras y Guatemala tienen una situación similar. Los estándares internacionales indican que tasas mayores de 10 homicidios por 100.000 habitantes se pueden considerar epidemias.

Pero Centroamérica es, por su estrechez  territorial, pero además por su fragilidad institucional en los sistemas de seguridad y justicia, el “paraíso” para el trasiego, almacenamiento y lavado de dinero de la narcoactividad. Unido a ello, la elevada incidencia de la violencia por el fenómeno del pandillerismo, especialmente en los países del Triángulo del Norte.

“Estas acciones en el tema de seguridad van dirigidas hacia combatir el narcotráfico, el crimen organizado, el tráfico y la trata de personas en un esquema global, en un esquema regional”, comentó el jefe de la diplomacia salvadoreño, el canciller Hugo Martínez, al resaltar uno de los principales objetivos de la cumbre de San Salvador.

En la cumbre también están como invitados altos representantes de organismo financieros como los presidentes de Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID),  Robert Zoellick  y Luis Alberto Moreno, respectivamente, con la finalidad de que se trate de financiar el combate delincuencial.

“Buscando esos apoyos, decidiremos algunas cosas en conjunto sobre el tema del intercambio de información no solamente en casos de criminales y delincuentes que se mueven de manera transfronteriza”, explicó Martínez en sus declaraciones a la prensa nacional y extranjera acreditada para la magna reunión.

Los temas de discusión entre los mandatarios van también más lejos que el tema de la seguridad propiamente dicha, en una región con altas debilidades en tecnologías investigativas, recursos materiales en transporte, comunicaciones y armamentos, pero también abatida por la corrupción y la capacidad judicial, como lo resaltan anualmente los informes del Departamento de Estados de Estados Unidos y el organismo de Naciones Unidas contra el crimen organizado.

Los mandatarios de Nicaragua, Daniel Ortega, y el de República Dominicana, Leonel Fernández, no estarán presentes, sino que han enviado a sus representantes. Sin embargo, Funes, el primer presidente de izquierda que gobierno El Salvador, tiene toda la intención de relanzar el sistema integrador de Centroamérica.

La integración de la región quedó vulnerada el año pasado cuando en Honduras se produjo un golpe de estado que expulsó del poder al presidente constitucional Manuel Zelaya. El gobierno de facto fue expulsado no sólo del SICA, sino también de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sin embargo, en la actualidad la mayoría de las naciones centroamericanas  promulgan para que Honduras, representada por su presidente Porfirio Lobo –elegido en elecciones generales- regrese a la integración y a los organismos regionales.  Existen resistencias internas y externas porque en Honduras aún se cometen graves violaciones a los derechos humanos y además porque el quiebre constitucional no ha sido juzgado ni sentenciado.

El Secretario General de la OEA, José Miguel Inzulsa, otro de los grandes invitados a la cumbre, dará a los presidentes centroamericanos un informe investigativo sobre Honduras, que será quizá definitivo para que ésta nación pueda integrarse a los organismos internacionales.

Por otra parte, en la cumbre también estarán en agenda los temas de integración regional, políticas sociales, prevención de desastres y fortalecimientos institucionales.

La prevención de desastres es fundamental en la agencia regional debido a que la región está siendo víctima de los fenómenos que produce el cambio climático, como lluvias extremas, huracanes frecuentes, inundaciones, altas mareas y sequías. Sumado a ello, la existencia de una cadena volcánica que provoca una intensa actividad sísmica.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: