Los extremos de la derecha legislativa: de la pena de muerte a la lectura de la Biblia

7 Jul

Contradictorias, sí, así se pueden definir las distintas posiciones de la derecha en la Asamblea Legislativa. En un momento, fruncen el ceño, y cual dotados de todo poder divino claman por la Pena de Muerte.

Más tarde, como mansas palomas u ovejas dóciles y obedientes, se visten de blanco y piden, ordenan, que se lea la Biblia en las Escuelas.

Y como seguramente saben que ningún profesor o profesora está preparado pedagógica y didácticamente para las labores teológicas, ordenan que por siete minutos solo sea, que no se explique, como si la Biblia fuera un libro corriente o de bolsillo.

Peor aún, ordenan leer la Biblia, pese a que en su artículo 85, nuestra constitución dice que el Estado es “Republicano, democrático y representativo”, es decir, es un estado Laico, no confesionario.

Y en su artículo 25 dictamina que: “Se garantiza el libre ejercicio de todas las religiones, sin más límite que el trazado por la moral y el orden público. Ningún acto religioso servirá para establecer el estado civil de las personas”.

Tal parece que la pobreza mental de los diputados y diputadas de derecha, sólo buscan, oportunistamente, entrar a los juegos de las manipulaciones, con tal de buscar un voto, o el asentimiento colectivo, cuando la ciudadanía está sometida a los vaivenes de la delincuencia generalizada.

Claro, los diputados y diputadas de derecha, dictan recetas sencillas, aprovechándose de la sencillez de su pueblo, y evadir las grandes responsabilidades.

Y es que estos diputados y diputadas manipuladores, quieren, manoseando la Biblia, evitar discutir temas de nación, temas de fondo que realmente enfrenten el crimen organizado.
Estos temas de nación, complejos, por cierto, son entre otros, tal como lo propuso recientemente el Alcalde de Santa Tecla, Oscar Ortiz, un impuesto a los empresarios para cubrir los costos de la seguridad.

O, impedir la comercialización y portación de armas.

Los dos temas anteriores, de cinco propuestas del Alcalde Ortiz, deberían ser los temas de debate de la derecha legislativa, más que proponer darse golpes de pecho sin fe y sin convicción.

En tal sentido, aplaudimos la posición firme del señor Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, quien no solo ha criticado el decreto, sino que ha dicho que violenta la Constitución, y por lo tanto es una falacia.

Esperamos que la feligresía de la iglesia católica y protestantes, así como otros religiones en el país, puedan superar esta discusión de forma seria y racional, y dejen en evidencia el oportunismo y la manipulación que diputados de derecha quieren hacer del libro sagrado de los y las seguidores de Cristo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: