Chávez Abarca confesó haber sido contratado por Posada Carriles

7 Jul

Chávez Abarca confesó ser contratado por Posada Carriles para desestabilizar a Venezuela.

El terrorista de nacionalidad salvadoreña, Francisco Chávez Abarca, confesó haber sido contratado por el prófugo Luis Posada Carriles para realizar actos desestabilizadores en Venezuela, y reveló que su enlace fue el guatelmateco, Daniel Barrundia, relacionado con la Fundación Contrarevolucionaria Cubano-Americana, ubicada en la ciudad de Miami, al sureste de Estados Unidos.

Al ser interrogado sobre quién estaba dirigiendo sus movimientos en las operaciones, Chávez Abarca contestó “Luis Posada Carriles”, posteriormente, un funcionario venezolano le preguntó sobre el paradero de este terrorista antirrevolucionario, a lo que el detenido contestó: “no sé, porque yo tengo desde el 97 de no hablar con él”, además indicó que las órdenes las seguía “por medio de Daniel (Barrundia)”.

Asimismo, Chávez Abarca confesó que recibía instrucciones en clave a través de un correo electrónico donde mencionaba el restaurant “El Caney del Chivo” ubicado cerca del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, específicamente en la localidad de Catia la Mar (norte de Caracas) donde se encontraría con tres personas, entre ellos dos venezolanos para iniciar con el plan desestabilizador.

Uno de los correos electrónicos encontrado en la cuenta de Chávez Abarca dice: “que la muchachita traiga fotos de permisos de conducir para que conozca la universidad rapidito”- refiriéndose esto a Venezuela- “que acá la cosa está bien difícil”, la idea era planificar el caos.

Según el terrorista, en esa reunión se buscaba planificar disturbios y evaluar los sitios donde se pudieran iniciar.

“A usted le pueden decir ‘mire necesito esto’, equis, y usted dice… por eso es que decía allí (en el correo) para que venga a estudiar, para que venga a conocer, a estudiar en la universidad que está bien arrechito para que ellos vieran si lo que ellos me pedían se podía hacer o no”, declaró en Maiquetía Abarca en el momento que fue detenido.

Entre las acciones que venía a hacer Chávez Abarca para truncar las venideras elecciones parlamentarias que se realizarán en septiembre de este año, estaban “quemas llantas, hacer disturbios de la calle y atacar a un partido político”.

La idea según el detenido, era poner a pelear a movimientos de la revolución a través de las “conveniencias diferentes” que tienen.

El terrorista afirmó que los que estaban contratando estas acciones en contra del Gobierno venezolano estaban dispuestos a realizar lo que fuera necesario para lograr su cometido.

“Cuando me dijo del trabajo me dijo que había que bajar aquí en Venezuela, para hablar con ellos, pero que había plata -¿cuánta plata? interrogó el funcionario-” a lo que respondió Chávez Abarca: “yo ponía el precio”.

Se presume que en este nuevo atentado contra el Gobierno del presidente Hugo Chávez están vinculados militares disidentes que participaron en las protestas realizadas en la plaza Francia de Altamira, al este de Caracas donde fallecieron varios ciudadanos en el año 2002.

De igual forma se vinculan con la operación a civiles que participaron en el golpe de Estado contra el presidente Chávez el 11 de abril de 2002.

El salvadoreño fue escoltado este miércoles por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) hacia el avión que lo llevará a Cuba, país que lo solicitó por varios atentados terroristas en esa nación.

Minutos antes, el detenido confesó, ante las cámaras de teleSUR, que fue enviado a Venezuela para realizar acciones de conspiración y que intentó entrar al país con pasaporte falso.

“Estábamos listos para poder hacer ciertas acciones de conspiración” declaró a su salida de la sede del Sebin donde estuvo recluido desde el viernes cuando fue capturado, y confirmó que su entrada a Venezuela la realizó “de manera fraudulenta con pasaporte falso”.

El terrorista participó de la mano de Posada Carriles en los atentados contra sitios turísticos en La Habana en 1997, en uno de los cuales perdió la vida el joven italiano Fabio Di Celmo.

El pasado 15 de marzo un tribunal estadounidense suspendió una vez más el juicio que se le sigue a Posada Carriles, suelto en Estados Unidos, y fue aplazado por tiempo indefinido.

Las leyes internacionales y acuerdos de extradición como por la Convención de Montreal de Actos Ilícitos contra la Aviación Civil y la Protección de Pasajeros, así como por la Convención Internacional contra Actos Terroristas Cometidos con el Uso de Bombas, obligan al Gobierno estadounidense a responder a las solicitudes venezolanas de enviar a Posada Carriles a este país para que sea enjuiciado.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: