¿Es posible perpetrar un golpe de Estado en El Salvador?

29 Jun

Editorial de Radio La klave del lunes

La respuesta a esta interrogante es contundente y definitiva: sí. Sí es posible dar un golpe de Estado en el país. Lo dijo la semana pasada la ex dirigenta de ARENA, Gloria Salguero Gross, y fue publicado por La Prensa Gráfica.

Esta ex presidenta de la Asamblea Legislativa, amenazó –sin ningún escrúpulo o vergüenza alguna– con seguir el ejemplo de los criminales golpistas hondureños, si el actual gobierno decide cambiar el excluyente modelo económico neoliberal.

“El Salvador tiene que seguir esos pasos, porque aquí tampoco queremos comunismo, ni socialismos del siglo veintiuno, ni ese tipo de ideologías que sólo vienen a perjudicar a los pueblos”, sentenció la ex funcionaria arenera.

“Si aquí sucediera algo semejante a lo que pasó en Honduras, estamos listos para defender nuestra patria”, advirtió la dirigente derechista, durante la conferencia del ex presidente de facto hondureño Roberto Micheletti, en San Salvador.

Con esas declaraciones de Salguero Gross, la derecha se quita la máscara, abandona las medias tintas y plantea claramente un golpe de Estado, como acto de contención a eventuales cambios estructurales en el país.

Las aseveraciones de la ex diputada arenera y ex comisionada para la gobernabilidad durante el gobierno de Antonio Saca también revelan el motivo real de la visita de Micheletti: enseñar a la derecha cómo ejecutar un golpe de Estado no convencional.

Así pueden interpretarse las afirmaciones de otros personeros de ARENA sobre que el ex mandatario golpista hondureño vino a “hablarles de democracia” y a contarles “cómo llegó al poder”.

Es decir, Micheletti no vino sólo a recibir el homenaje de un alcalde “nostálgico de la dictadura”, como calificó el Presidente Funes a Norman Quijano, sino a instruir a la derecha salvadoreña en nuevos métodos y técnicas golpistas.

Un Enfoque Klave anterior argumentaba que, los delitos contra la democracia, deberían causar a la población la misma indignación que provocan crímenes como la horrenda masacre de dieciséis personas, en Mejicanos.

El de ahora sostiene que, así como atemoriza la amenaza de nuevas acciones de pandillas, debería alertar lo que puedan estar preparando estos vándalos políticos que le rindieron pleitesía a Micheletti y escucharon sus criminales consejos.

La ciudadanía democrática debe repudiar las tentaciones golpistas de Salguero Gross y compañía. Y el Gobierno del Cambio también actuar en ese sentido, por ejemplo: retirando su respaldo al gobierno electo durante el régimen de facto.

Ojalá Funes y su Canciller Hugo Martínez se hayan sentido avergonzados al leer, en La Prensa Gráfica del jueves 24 de junio recién pasado, que Micheletti les agradece por apoyar el regreso de Honduras a la OEA.

Y Dios quiera que esas repulsivas declaraciones del ex presidente golpista hondureño ayuden a rectificar la criticable política exterior salvadoreña frente al gobierno post golpista de Porfirio Lobo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: