Neoliberalismo y violencia, dos crímenes abominables impuestos al pueblo mientras la ex-insurgencia ¿no pudo? ¿no quizo? o ¿no supo?

3 May

Con la firma de los acuerdos el 16 de enero de 1992 se dieron cambios políticos y sociales importantes en El Salvador, pero se dejaron intactas las causas fundamentales que provocaron la guerra civil que duró 21 años (1970-1992). De 1992 1993 la insurgencia se convirtió en partido político y participó en las primeras elecciones en 1994. Desde entonces, la izquierda participó en elecciones presidenciales, legislativas y municipales. Mientras el FMLN, se entretuvo en elecciones y transacciones parlamentarias, dos
crímenes abominables contra las grandes mayorías crecieron y se desarrollaron aceleradamente.
Primero, el neoliberalismo, la forma contemporánea de capitalismo más explotadora, opresiva y
represiva. Y segundo, la violencia salvaje contra el pueblo.
Al neoliberalismo se le ha combatido desde la segunda mitad de los 90, no por la izquierda institucional sino principalmente por los movimientos sociales alternativos. Los políticos de derecha (ARENA en el gobierno, apoyados por sus aliados) respondieron contra la voluntad popular, aplicando a sangre y fuego las políticas y medidas neoliberales. Para hacerlo emplearon a fondo el estado burgués. En tanto, desde 1994 los discursos electorales de los políticos de izquierda institucional abundaron en ofrecimientos demagógicos contra el neoliberalismo.
Ganaron alcaldías, diputaciones y hasta la presidencial; sin embargo, el modelo neoliberal prevaleció intacto En marzo del 2009 el FMLN ganó las elecciones presidenciales prometiendo cambios.
Cambios especialmente a dos grandes problemas de relevancia política, económica, social, ideológica y cultural que se desarrollaron, precisamente, mientras la izquierda aprendía y ejercía la política electoral y parlamentaria:
1 El modelo neoliberal. Las administraciones estadounidenses de turno, las trasnacionales y sus socios menores de la burguesías salvadoreña manipularon el estado burgués y los gobiernos de ARENA para asaltar los restos del patrimonio nacional, entregar la soberanía, que para entonces quedaba, e imponer la forma más salvaje de explotación del capitalismo contemporáneo. El impacto social sobre las grandes mayorías fue catastrófico.
2 La violencia. Los gobiernos estadounidenses de turno han sido y continúan siendo participes y contribuyentes activos del clima de violencia al que se somete al pueblo salvadoreño y la región.
La acción ilegal, inhumana y prepotente de las administraciones estadounidenses al no resolver sus problemas económicos, sociales, de drogadicción, violencia, injusticia y discriminación internos y optar por la sálida más fácil, y sin implicaciones para ellos, al deportar a miembros de maras que han participado en actos delictivos, sin importar las consecuencias que ello implique para sus respectivos países de origen es una medida irresponsable.
El alarmante consumo y dependencia de drogas ilícitas del pueblo estadounidense, un estimado de 117 millones de personas mayores de 12 años han reportado haber usado drogas ilícitas por lo menos una vez en su vida (de acuerdo a http://www.drugfacts.org), juega además un papel fundamental en el actual estado de delincuencia que se vive en El Salvador y la región.
2
La delincuencia creció, se diversificó y se desarrolló a niveles que hoy parecen incontrolables. Las pandillas de jóvenes y niños (maras), las bandas de crimen organizado, y el narcotráfico crecieron y tienen ahora un nivel de complejidad indudable: 1 la coordinación y coparticipación de los tres niveles es cada día más evidente.
2. la corrupción alcanza niveles altos de la empresa privada y del gobierno  las raíces sociales de las maras y de sus víctimas: los estratos populares más empobrecidos y excluidos de la sociedad. 4 el conflicto de intereses de una industria de seguridad que se lucra de la violencia.
Y después de un año, no hay señales de los cambios prometidos, pues, ni el presidente quiere ni el FMLN quiere ni puede.
]
Ya sabemops que el imperialismo, el capitalismo, ARENA y sus sirvientes son los primeros responsables de estos dos crímenes abominables contra el pueblo; pero, y el FMLN ¿dónde estaba ¿no pudo? ¿no quizo? o ¿no supo? Con la firma de los acuerdos el 16 de enero de 1992 se dieron cambios políticos ysociales importantes en El Salvador, pero se dejaron intactas las causas fundamentalesque provocaron la guerra civil que duró 21 años (1970-1992). De 1992 1993 lainsurgencia se convirtió en partido político y participó en las primeras elecciones en1994. Desde entonces, la izquierda participó en elecciones presidenciales, legislativas ymunicipales. Mientras el FMLN, se entretuvo en elecciones y transacciones parlamentarias, doscrímenes abominables contra las grandes mayorías crecieron y se desarrollaron aceleradamente.Primero, el neoliberalismo, la forma contemporánea de capitalismo más explotadora, opresiva yrepresiva. Y segundo, la violencia salvaje contra el pueblo.Al neoliberalismo se le ha combatido desde la segunda mitad de los 90, no por la izquierdainstitucional sino principalmente por los movimientos sociales alternativos. Los políticos dederecha (ARENA en el gobierno, apoyados por sus aliados) respondieron contra la voluntadpopular, aplicando a sangre y fuego las políticas y medidas neoliberales. Para hacerlo emplearona fondo el estado burgués. En tanto, desde 1994 los discursos electorales de los políticos deizquierda institucional abundaron en ofrecimientos demagógicos contra el neoliberalismo.Ganaron alcaldías, diputaciones y hasta la presidencial; sin embargo, el modelo neoliberalprevaleció intactoEn marzo del 2009 el FMLN ganó las elecciones presidenciales prometiendo cambios.Cambios especialmente a dos grandes problemas de relevancia política, económica,social, ideológica y cultural que se desarrollaron, precisamente, mientras la izquierdaaprendía y ejercía la política electoral y parlamentaria:1 El modelo neoliberal. Las administraciones estadounidenses de turno, lastrasnacionales y sus socios menores de la burguesías salvadoreña manipularon el estadoburgués y los gobiernos de ARENA para asaltar los restos del patrimonio nacional,entregar la soberanía, que para entonces quedaba, e imponer la forma más salvaje deexplotación del capitalismo contemporáneo. El impacto social sobre las grandes mayoríasfue catastrófico.2 La violencia. Los gobiernos estadounidenses de turno han sido y continúan siendoparticipes y contribuyentes activos del clima de violencia al que se somete al pueblosalvadoreño y la región.La acción ilegal, inhumana y prepotente de las administraciones estadounidenses al noresolver sus problemas económicos, sociales, de drogadicción, violencia, injusticia ydiscriminación internos y optar por la sálida más fácil, y sin implicaciones para ellos, aldeportar a miembros de maras que han participado en actos delictivos, sin importar lasconsecuencias que ello implique para sus respectivos países de origen es una medidairresponsable.El alarmante consumo y dependencia de drogas ilícitas del pueblo estadounidense, unestimado de 117 millones de personas mayores de 12 años han reportado haber usadodrogas ilícitas por lo menos una vez en su vida (de acuerdo a http://www.drugfacts.org), juegaademás un papel fundamental en el actual estado de delincuencia que se vive en ElSalvador y la región.2La delincuencia creció, se diversificó y se desarrolló a niveles que hoy parecenincontrolables. Las pandillas de jóvenes y niños (maras), las bandas de crimenorganizado, y el narcotráfico crecieron y tienen ahora un nivel de complejidadindudable: 1 la coordinación y coparticipación de los tres niveles es cada día másevidente. 2. la corrupción alcanza niveles altos de la empresa privada y del gobierno 3las raíces sociales de las maras y de sus víctimas: los estratos populares másempobrecidos y excluidos de la sociedad. 4 el conflicto de intereses de una industria deseguridad que se lucra de la violencia.Y después de un año, no hay señales de los cambios prometidos, pues, ni el presidente quiere niel FMLN quiere ni puede.]Ya sabemops que el imperialismo, el capitalismo, ARENA y sus sirvientes son losprimeros responsables de estos dos crímenes abominables contra el pueblo; pero, y elFMLN ¿dónde estaba ¿no pudo? ¿no quizo? o ¿no supo?
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: