El Salvador necesita Programa de Educación Sexual

1 Dic

Los esposos Jorge Ventura y Teresa de Ventura reciben información sobre la prevención de VIH SIDA en unos de los canopis instalados en la Plaza de la Salud en San Salvador. Foto: Diario Co Latino/Ederson Sibrián

El VIH en El Salvador sigue causando estragos en la población salvadoreña. Hasta ahora, el Ministerio de Salud registra un total de 23 mil 522 casos, por lo que urge la creación de un programa de educación sexual.

Desde 1984, cuando se detectó el primer caso con VIH en el país, las cifras están en ascenso, siendo los jóvenes entre 20 a 30 de edad los más afectados.

Esta cifras son, en parte, el resultado de los tabúes existentes en la población salvadoreña, que aún se inhibe para hablar sobre la problemática.

En el marco del Día Mundial de la Respuesta al SIDA, la Ministra de Salud Pública, María Isabel Rodríguez, considera que “culturalmente, en el país es insuficiente la educación sexual y reproductiva”.

Y es que la educación sexual es un tema que despierta los prejuicios y estigmas, tanto de adultos como de jóvenes, quienes se rehusan a hablar en público sobre la reproducción humana.

A esto se suma la posición de la Iglesia en el país, la cual en años anteriores han sido fiel opositora a que en las escuelas se enseñe de forma adecuada sobre el tema.

El mantener cerradas las puertas al conocimiento, ha ocasionado que haya más personas portadoras del VIH. Solo en este año, el Ministerio de Salud reporta un mil 617 casos nuevos.

“Quisiéramos que fuera menor el esfuerzo en materia de tratamiento y más en educación, y el joven debe recibir no sólo información de la escuela, sino, de la familia”, expresó la titular de salud durante una entrevista televisiva.

Por su parte, la coordinadora de proyectos globales del PNUD, Celina Miranda, considera que el programa de educación sexual es un punto de discusión, pero es necesario que se disponga del mismo.

Miranda asegura que Cuba es uno de los países que más avances tiene en este tipo de programas, ya que mediante los medios de comunicación hace llegar los mensajes de prevención y educación.

Sin embargo, la representantes del PNUD es consciente de que El Salvador todavía debe sobrepasar ciertas barreras.  “El cambio de comportamiento es muy difícil, pero debe ir acompañado de buenos referentes educativos”, dijo.

Según Miranda, el programa debería ser mediante educación “par”, es decir, que jóvenes capacitados en el tema le enseñen al resto.

“Cuando es de igual a igual, la recepción de la información es mucho mejor que cuando la da un adulto, hay que capacitarlos y mejorar el grado de información”, explicó Miranda.

El trabajo debe realizarse con guías y manuales sobre la transmisión del VIH como de otras enfermedades sexuales y sobre la reproducción sexual, tema que atañe a toda la población.

Con este tipo de programas se evitaría el estigma y la discriminación hacia las personas portadoras de VIH y otros en la fase de SIDA. Es más, reduciría la cantidad de casos nuevos.

Ante las alarmantes cifras, el gobierno central debe focalizar esfuerzos en la reducción de los elementos de riesgo: poca educación sexual, altos índices de pobreza, altos niveles de discriminación y la incidencia de las infecciones de transmisión sexual.

Por el momento, América Latina sigue siendo un punto geográfico de alto riesgo, que de no educar a sus habitantes, estos tendrán pocas esperanzas de vida, pues no alcanzarán a cumplir los 60 años de edad.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: