Honduras: el estafador Adolfo Franco entre los “observadores” golpistas

27 Nov

El estafador Adolfo Franco, que utilizó su puesto en la USAID para regar sus amistades de la Miami mafiosa con millones de dólares, se encuentra entre los ex funcionarios norteamericanos vinculados a los Bush, que viajarán a Honduras como observadores de las elecciones del domingo, anunció la fundación ultra derechista Heritage citada por la prensa golpista.

Franco y sus acompañantes se sumarán a los enviados del grupo neonazi UnoAmérica y de la “Red Latinoamericana y del Caribe para la Libertad”, un apéndice de la Fundación Libertad, financiada por la NED, así como al FAES de José María Aznar.

El gobierno usurpador de Tegucigalpa recluta a observadores en los círculos de extrema derecha a través del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) y de los magistrados golpistas del Tribunal Supremo Electoral.

En el 2008, la crisis en la USAID provocó la salida intempestiva del funcionario corrupto Adolfo Franco, que regaba millones a favor de capos de la mafia cubanoamericana y sus agencias de subversión.

Franco anunció repentinamente su retirada para sumarse entonces al equipo de campaña del aspirante republicano a la presidencia John McCain. Ocurre que McCain es también el presidente del consejo de dirección del International Republican Institute (IRI), una maquinaria de injerencia subsidiada a golpe de millones por la propia USAID.

La renuncia de Franco ocurrió unas semanas después de la publicación del informe del Tribunal de Cuentas del gobierno de EE.UU. (GAO), que demostró cómo se llegó a disimular el paradero de 65.4 millones de dólares regalados por el funcionario federal, durante una década, en el marco de operaciones de desestabilización contra Cuba.

Sobresalió el caso de Felipe E. Sixto, el administrador del Center for a Free Cuba (CLC), condenado a treinta meses, 10 000 dólares de multa y tres años de libertad condicional por robarse cerca de 600 000 dólares de esta oficina CIA, financiada por la USAID, para fabricar y mantener a “disidentes”.

Sixto fue “jefe del personal” del reducido “staff” del agente CIA Frank Calzón, verdadero dueño de este elemento del enorme mecanismo subversivo, que mantiene Washington tanto en Estados Unidos como en Europa contra la Revolución cubana.

La Casa Blanca de George W. Bush estuvo repleta de funcionarios, tales como Adolfo Franco, Otto Reich y Roger Noriega, reclutados en Miami en las filas de la conexión terrorista cubanoamericana.

En Honduras, la USAID trabaja en estrecha colaboración con la embajada de Estados Unidos, cuyo jefe es Hugo Llorens, un cubanoamericano vinculado a Otto Reich, con residencia en Miami.

Tan estratégica es la representación USAID en Honduras, que su personal dirigió la logística de la visita a este país de la secretaria de Estado Hillary Clinton, para la Cumbre de la OEA, en mayo pasado, apenas un mes antes del golpe.

La Fundación Heritage es una de las organizaciones tapaderas de la CIA, que desarrolla una actividad siempre más agresiva en contra de los gobiernos progresistas y es incluso una organización de claro perfil neofascista.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: