Economistas de UES y UCA respaldan reforma tributaria

27 Nov

Ricardo Balmore López, economista de la UES. Foto Diario Co Latino/Juan Carlos Villafranco
Ricardo Balmore López, economista de la UES. Foto Diario Co Latino/Juan Carlos Villafranco

Economistas de la Universidad de El Salvador (UES) y de la Universidad Centroamericana (UCA) aseguraron que la reforma tributaria que el gobierno implementará es necesaria para el país y no tiene nada de malo, como lo hace ver la empresa privada.

Durante un foro de análisis de la reforma que estudiantes de la Facultad de Economía de la UES realizaron en la universidad nacional, economistas de ambos centros de estudios superiores coincidieron que la medida del Ejecutivo “no tiene nada de pecaminoso”.

El economista y docente de la Escuela de Economía de la UES, Ricardo Balmore López, aseguró que la reforma atacará principalmente la evasión y elusión fiscal.

López explicó que se reformarán leyes administrativas y de gestión de la recaudación, y, que existirá un aumento en los impuestos existentes en los cigarros, tabaco y bebidas energizantes, gaseosas y alcohólicas.

El economista de la UES explicó que la reforma quiere eliminar la exención fiscal de la importación de las máquinas, ya que la ley de impuesto sobre la renta contempla esto a través de la depreciación.

“Cuando se divide el total del precio de la máquina adquirida más el IVA, por la vida útil de la misma, se está depreciando hasta el impuesto, no se lo está exceptuando. Al cabo del tiempo de vida útil de la máquina, ésta se está depreciando, se está recuperando el costo; no es cierto que eso causará gran impacto”, indicó López.

El economista de la UES aseguró que en todo este tiempo los accionistas de las empresas se han pagado “sus gustos” a través de los costos de las compañías.

Entre los “gustos” están vehículos, cuadrimotos, helicópteros, yates que no forman parte de los costos de las empresas.

“Ahora estará exento de impuesto, según el formato de ley, aquello que sea utilizado directamente para la generación de la fuente tributaria”, dijo el catedrático universitario.

Asimismo, añadió que “ya no van a comprar vales para el supermercado a favor de los accionistas. Si van a comprar vales para eso, tendrán que utilizarse para la generación de la renta. De acuerdo a la normativa que se está modificando, eso no puede formar parte de las deducciones del impuesto sobre la renta”.

López aseguró que la reforma tributaria afectará los gustos y preferencias del empresariado en el manejo de los tributos.

Aumento de recaudación
Roberto Góchez, economista de la UCA y docente del departamento de Economía, sostuvo que la reforma es indispensable para aumentar la recaudación, porque, el endeudamiento aumentará y existirá un crisis en el mediano plazo.

Para él, la medida del Ejecutivo aún es “tímida”, todavía no contempla que quienes ganan más paguen más.

Góchez dijo que está bien los impuestos a los cigarrillos y a las bebidas alcohólicas, aunque eso no garantiza la progresividad de la reforma.

No obstante, el economista de la UCA dice que hay algunas medidas donde se aprecia cierta progresividad. El ejemplo está en el impuesto hacia los intereses devengados por los ahorros de cinco mil dólares hacia arriba.

“Las personas naturales que antes no pagaban van a pagar impuesto sobre los intereses. Gente de bajos ingresos son las que no pagarán, será la de más ingresos. En alguna medida se avanza en que los que tienen más paguen más”, indicó Góchez.

El también catedrático de la UCA lamentó que en la reforma no se contemple cargar de impuesto las ganancias distribuidas de las sociedad anónimas.

El economista de la universidad privada sostuvo que la empresa privada lo que no quiere es un precedente de reforma y que la misma sea débil.

Góchez asegura que el interés de la empresa es no pagar impuestos, ya que ni en tiempos de bonanza se preocuparon en presentar una reforma.

“Una debilidad de la propuesta del Ejecutivo es que la reforma no está acompañada con una mayor sustentación de los criterios, o sea, quiénes pagan, cómo están distribuidos los impuestos”, manifestó Góchez.

El Salvador está abajo del nivel de recaudación de los países de Latinoamérica, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). La carga tributaria del país es del 13%, esta es baja si se compara con la de Chile, que es del 18%, país que ha servido de modelo; Costa Rica registra un poco más del 15%; Cuba tiene un 21%.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: