Presidente Funes: Es hora de dejar las hipocresías

16 Nov

ryhk_mauricio_funes

El presidente de la república Mauricio Funes ha hablado este lunes por la Televisión.

Dijo que no le corresponde a él juzgar el hecho (asesinato de los jesuitas), sino a los tribunales.

Sostuvo que es hora de limpiar la casa y dejar las hipocresías sobre el caso.

Añadió que los jesuitas dieron sus vidas para que El Salvador saliera del círculo infernal del odio.

Relacionó el mensaje de los jesuitas con el de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980.

“Dicen que se puede matar al maestro, pero la semilla sigue germinando. Soy discípulo de ese maestro”, ha dicho Funes en relación a monseñor Romero.

Hizo un llamado a los salvadoreños a transitar un nuevo camino contra la violencia.

“Hago un llamado a la unidad nacional por la que los sacerdotes jesuitas murieron”, dijo el presidente como conclusión.

La orden Matías Delgado

El gobierno de El Salvador rindió  este día un homenaje póstumo a los seis jesuitas asesinados la madrugada del 16 de noviembre de 1989, en el marco de la  ofensiva.

El gobierno salvadoreño condecoró  a título póstumo con la Orden Nacional Doctor José Matías Delgado, a los seis padres jesuitas, masacrados hace 20 años por un batallón especial del ejército, en plena guerra civil.

El grupo estaba compuesto por los españoles, Ignacio Ellacuría, Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró y el salvadoreño Joaquín López y López.

La condecoración es la más alta del país  y se reserva a personas que han prestado “eminentes servicios” a la nación. Además, en este caso, representa un cambio radical de actitud del gobierno salvadoreño, con relación al criterio escogido por administraciones anteriores para otorgar semejante honor.

Según el presidente Funes, con el martirio de los jesuitas y sus dos colaboradoras, Celina y Elba Ramos, se contribuyó a la paz duradera de El Salvador.

El mandatario instó a los salvadoreños a revisar la historia y a no repetir los errores que causaron tanto dolor.

Instó a la unidad de todos para construir una sociedad justa como la proyectaban los jesuitas a través de los valores de justicia, verdad y paz.

La orden fue entregada a los representantes y parientes de los religiosos asesinados. Entre quienes recibieron la orden, en nombre de los jesuitas, estuvo el sacerdote Jon Sobrino, quien fue largamente aplaudido por los asistentes al acto efectuado en casa presidencial.

El padre José María Tojeira señaló que tras el homenaje queda el deber de hacer cumplir la justicia, para conocer la verdad y luego perdonar.

Tojeira recordó que la próxima semana se abrirá una audiencia especial en Madrid, donde se solicitará la reapertura judicial del caso, que lleve a conocer la verdad.

Esta noche en el sitio donde fueron asesinados los religiosos y sus dos colaboradoras, se realizará un vigilia para recordar la vida y obra de las víctimas.

La pagina

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: