ANALISIS CRITICO DEL “ACUERDO DE TEGUCIGALPA”

10 Nov

 

94899 Bajar Documento Original.
Este escrito fue concluido el 4 de noviembre de 2009, un día antes de que el
gobernante de facto constituyera el mal llamado “Gobierno de Unidad y Reconciliación
Nacional”. Para entonces, Mel no había declarado fracasado el Acuerdo de Tegucigalpa
y el Frente de Resistencia no había decidido pasar al desconocimiento definitivo de la
farsa electoral, como ocurrió el 5 de noviembre, sino que ambos mantenían su apoyo a
las negociaciones y al mencionado Acuerdo.
Con los acontecimientos de todos conocidos, estuve tentado de actualizar la
redacción, pero por razones de tiempo se me hizo imposible. Además, como el Acuerdo
de Tegucigalpa cierra un capítulo de la lucha de la Resistencia, pensé conveniente
evaluar el resultado obtenido, pues en la lucha se aprende no sólo de las victorias sino
también de los errores, y me pareció que este documento ayudaría en esa tarea.
Además, estoy más que seguro que tanto el imperio como las burguesías
latinoamericanas trataran de que el Presidente y la Resistencia vuelvan al redil del
“diálogo” para continuar embaucando nuestras ilusiones con más de lo mismo, sobre
todo porque la ruptura de Mel con el acuerdo no se dio porque rechace el conjunto de
su contenido sino sólo porque no lo restituyeron en la fecha que el había creído que lo
harían.
Asi que decidí entregarlo tal como lo había dejado, porque aún cuando algunas
partes han quedado desactualizadas, lo importante es el sentido general del análisis, el
cual debe servir para evaluar si las decisiones que se tomaron fueron las correctas,
evitar los mismos errores y corregir lo que haya que corregir.
He evitado personalizar las críticas para que se evalúen, no tanto a las
personas, sino sus actos. También quiero advertir que algunas observaciones críticas
expuestas aquí, pueden resultar incómodas, en ocasiones muy duras, en relación a la
Comisión Negociadora, incluso en relación al mismo Presidente Mel; pero lo he hecho
convencido de que sólo la más honesta reflexión del pasado puede servir para
construir un mejor futuro..
Tegucigalpa, M.D.C. 6 de noviembre de 2009

Tegucigalpa, M.D.C. Noviembre 2009PRESENTACIONEste escrito fue concluido el 4 de noviembre de 2009, un día antes de que elgobernante de facto constituyera el mal llamado “Gobierno de Unidad y ReconciliaciónNacional”. Para entonces, Mel no había declarado fracasado el Acuerdo de Tegucigalpay el Frente de Resistencia no había decidido pasar al desconocimiento definitivo de lafarsa electoral, como ocurrió el 5 de noviembre, sino que ambos mantenían su apoyo alas negociaciones y al mencionado Acuerdo.Con los acontecimientos de todos conocidos, estuve tentado de actualizar laredacción, pero por razones de tiempo se me hizo imposible. Además, como el Acuerdode Tegucigalpa cierra un capítulo de la lucha de la Resistencia, pensé convenienteevaluar el resultado obtenido, pues en la lucha se aprende no sólo de las victorias sinotambién de los errores, y me pareció que este documento ayudaría en esa tarea.1Además, estoy más que seguro que tanto el imperio como las burguesíaslatinoamericanas trataran de que el Presidente y la Resistencia vuelvan al redil del“diálogo” para continuar embaucando nuestras ilusiones con más de lo mismo, sobretodo porque la ruptura de Mel con el acuerdo no se dio porque rechace el conjunto desu contenido sino sólo porque no lo restituyeron en la fecha que el había creído que loharían.Asi que decidí entregarlo tal como lo había dejado, porque aún cuando algunaspartes han quedado desactualizadas, lo importante es el sentido general del análisis, elcual debe servir para evaluar si las decisiones que se tomaron fueron las correctas,evitar los mismos errores y corregir lo que haya que corregir.He evitado personalizar las críticas para que se evalúen, no tanto a laspersonas, sino sus actos. También quiero advertir que algunas observaciones críticasexpuestas aquí, pueden resultar incómodas, en ocasiones muy duras, en relación a laComisión Negociadora, incluso en relación al mismo Presidente Mel; pero lo he hechoconvencido de que sólo la más honesta reflexión del pasado puede servir paraconstruir un mejor futuro.

Tegucigalpa, M.D.C. 6 de noviembre de 2009

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: