Coena en pugna abierta contra dinastía Saca

20 Oct

La cúpula arenera le puso nombre y apellido al que consideran ahora uno de sus adversarios: Herbert Saca, primo del ex presidente Antonio Saca y mano derecha del ex mandatario durante su administración. El Coena lo acusa de boicotear al partido en busca de “intereses personales”.


– El Faro

La crisis al interior de Arena, originada por un motín de 12 diputados rebeldes, adquirió este lunes un tono más áspero y directo, cuando el Consejo Ejecutivo Nacional (Coena) acusó públicamente al primo del ex presidente Antonio Saca de conspirar para socavar al partido, volviendo a los diputados en contra de la dirección.

“Con el fin de socavar la disciplina y prevalecerse de ello para su provecho personal y del señor Merino, ha efectuado un trabajo de intriga al interior del partido, incitando a la indisciplina para con las autoridades legítimas de nuestro partido”, reza un comunicado sin precedentes en un partido que siempre se ha jactado de disciplina y de unidad granítica.

El comunicado, aparte de haber sido enviado a los medios de comunicación, está colgado en el sitio web del partido, en el que el nombre de Herbert Saca está escrito con todas las letras mayúsculas y se le vincula con un dirigente del partido FMLN.

Herbert Saca, primo del ex mandatario, acumuló una buena cuota de poder durante la administración anterior, a tal punto de convertirse en la mano derecha del ex presidente en las negociaciones de mayor transcendencia con la oposición o con sectores que entraban en conflicto con el gobierno, como el del transporte de pasajeros. Esto, a pesar de que la administración nunca aclaró si él ostentaba algún nombramiento oficial dentro del Ejecutivo ni si recibía algún sueldo.

El comunicado arenero llama a sus bases a ignorar al otrora negociador gubernamental y aclara que este nunca ha estado inscrito como militante arenero: “Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), a la opinión pública, a las estructuras y correligionarios de nuestro Partido ALERTA: – Que no se dejen sorprender por el Sr. HERBERT SACA quien no pertenece ni ha pertenecido a la militancia de nuestro Partido”, dice la primera parte del comunicado.

En el segundo párrafo, el Coena asegura que Herbert Saca realiza toda una conspiración en contubernio con el líder efemelenista, José Luis Merino, para desestabilizar a Arena.

El Faro realizó varias llamadas al teléfono celular de Herbert Saca para preguntarle sobre la acusación en su contra, pero no lo respondió.

Por la tarde, el Coena se reunió con los directores sectoriales del partido para analizar lo ocurrido y, luego de al menos dos horas, nombraron al vicepresidente de ideología, Jorge Velado, como vocero ante los medios de comunicación. El segundo al mando en Arena rompió otra de las formas diplomáticas que, hasta ahora, el partido había decidido guardar, al menos de forma pública: puso en tela de juicio la palabra del ex presidente Saca.

Hasta el momento, todas las declaraciones oficiales del Coena habían desechado de forma tajante la posibilidad de que el ex mandatario estuviera detrás de la gesta separatista de los 12 diputados propietarios y esta fue la primera vez que un vocero del partido agrega un ligero matiz a los votos de confianza hacia Saca: cuando se le preguntó a Velado si la cúpula partidaria veía la mano del ex presidente, no lo descartó. “No necesariamente”, dijo.

Más adelante, el vicepresidente de ideología aseguró que el mismo Saca había sido explícito al manifestar que él no estaba involucrado en la rebelión de los legisladores y, a modo de epílogo, deslizó: “Ahora, lo que suceda de aquí en adelante demostrará si es cierto o no es cierto”.

Hasta la semana pasada, los dirigentes del partido, como el presidente Alfredo Cristiani, habían puesto como prueba para descartar la mano de Saca en el motín, que el presidente honorario estuvo presente en la asamblea general de Arena hace dos fines de semana.

Saca, considerado por muchos areneros el artífice de la derrota en la presidencial del 15 de marzo, entró en pugna con los ex presidentes del partido cuando se negó a dejar el control de Arena después del primer fracaso arenero en 20 años. Los ex presidentes Alfredo Cristiani, Armando Calderón Sol y Francisco Flores entraron en un litigio que se prolongó casi dos meses, durante los cuales el anterior Coena depuso sus cargos y Saca estuvo a punto de ser marginado. Sin embargo, al final se creó una Comisión Política en la que el todavía presidente de la República logró colarse.

Este lunes, Velado hizo señalamientos que podrían rayar en una acusación de carácter penal: dijo que lo ocurrido hasta el momento les permitía asegurar que el motivo de la revuelta de los legisladores era “mucho más profundo que el malestar de 12 diputados porque no se les ha considerado en el Coena o porque hemos nombrado gente como directores departamentales. Después de una semana podemos decir que hay algo mucho más grande… Lo que puede ser es que algunos de ellos su buena intención haya sido engañada y los estén metiendo a un problema muy serio”.

Acto seguido enfiló contra el primo del ex mandatario: “El señor Herbert Saca anda buscando una agenda personal… cuando vemos este tipo de mano peluda se presta a pensar que hay dinero de por medio y habrá que ver si ese dinero es limpio o de dónde proviene”, comentó.

Velado se negó a detallar a qué se refería cuando cuestionó la posibilidad de dinero sucio envuelto en el motín en el que se han sumado también cinco diputados suplentes.

A finales de agosto, Velado reveló a El Faro en una entrevista que, contrario a lo que esperaban, Antonio Saca seguía manteniendo una cuota importante de poder en el partido, a pesar de que oficialmente dejó la presidencia en abril de 2008, al depositarla en el candidato presidencial Rodrigo Ávila.

Aunque Herbert Saca nunca fue parte de Arena, no faltaron quienes en los meses previos le atribuyeron funciones claramente partidarias, al parecer con el apadrinamiento del ex presidente del partido Antonio Saca. Por ejemplo, como cuando la precandidata presidencial Ana Vilma de Escobar denunció públicamente que Herbert Saca había orquestado un fraude en la competencia interna para favorecer el nombramiento de Rodrigo Ávila como el candidato presidencial.

Herbert Saca también estuvo en medio de una pugna entre el ex presidente Saca y quien fuera su secretario técnico, Eduardo Zablah, quien terminó renunciando al cargo a medio gobierno. Además, hay fuentes en el FMLN y en Arena que le atribuyen haber sido un negociador con algún líder efemelenista en momentos de conmoción nacional, como cuando un ex concejal del partido FMLN, Mario Belloso, disparó y dio muerte a dos policías antimotines durante una protesta callejera.

Una semana después de iniciada la rebelión, la mañana de este lunes, el diputado separatista Miguel Ahues aseguró en un programa de entrevistas que los intentos por relacionarlos con el ex presidente son un ardid del Coena para desprestigiarlos e insinuó que sienten su vida amenazada.

Sin embargo, a los rebeldes los une el hecho de que prácticamente todos llegaron a sus cargos por nombramientos ocurridos durante la administración Saca.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: