Funes anuncia paquete de medidas anti crisis en primer discurso

1 Jun

INF_NOTA23468_1082

TeleSur

El nuevo presidente de El Salvador, Mauricio Funes, expresó este lunes en su primer discurso al país, una serie de medidas con el propósito de paliar la crisis capitalista mundial, tras prestar juramento en un acto ante al menos cinco mil personas, entre ellas delegados de 72 países.

Funes admitió que recibe un país sumido en una profunda crisis económica producto de la incapacidad de gobiernos anteriores.

“Debemos hablar sin rodeos: recibo un país con deterioro de las finanzas públicas en un cuadro de una economía dolarizada (…) 
La crisis nos afecta porque (el anterior gobierno) carece de una estrategia clara para enfrentar sus efectos“, añadió.

“La responsabilidad de esto (la crisis) no es del pueblo, sino de la élite dirigente que estuvo hasta hoy en el poder. La mayoría de los indicadores económicos muestran un deterioro general de la economía. Por ello, estamos lanzando una plan global anticrisis para garantizar la estabilidad de la economía  y aminorar los problemas sociales”, manifestó el Jefe de Estado.

Algunas de las medidas que adelantó Funes fueron la de resguardar los empleos existentes y generar nuevas fuentes de trabajo, por lo que espera crear unos 100 mil empleos directos en los próximos 18 meses.

También prevé aprovechar esta crisis para iniciar la construcción de un sistema de protección universal para las mujeres y hombres del país.

Asimismo, anunció la ejecución de un programa de empleo temporal, ampliación y mejoramiento de los servicios públicos, así como un plan de construcción de viviendas y mejoramiento de aquellas que se encuentren en condiciones de pobreza severa.

El mandatario otorgará el financiamiento oportuno a los pequeños y medianos empresarios, a través de la nueva Banca Estatal, así como de un sistema de garantías para que los empresarios puedan acceder a los créditos de la banca privada.

De igual forma, adelantó que se eliminarán las cuotas de acceso a los servicios de salud y se apresurará la dotación de medicamentos a la red de hospitales y centros sanitarios. “No más hospitales sin medicinas, ahora tendrán el cuadro básico de medicamentos”, enfatizó.

Funes también anunció la creación de una mesa técnica, donde dialogarán los principales sectores del país y buscarán un acuerdo frente a los principales problemas del país”. 

Hacia un nuevo país

Tras saludar a los asistentes, Funes expresó que “es un inmenso honor para mi recibir esta banda y lo hago con humildad, conciencia y consciente de los compromisos que debo cumplir. Seré fiel al juramento que hice, guiándome por los intereses nacionales y el afán de servir a la poblacion mas desfavorecida”.

“El pueblo de El Salvador pidió un cambio y éste comienza ahora. No comienza por la voluntad del Presidente, sino que comienza por las manos de una nación que sabe que este es un gran momento en la construcción del futuro, que sólo es posible con la unión de todos (…) con el compromiso de una nueva nación, en torno de un proyecto de desarrollo nacional que tiene como base la inclusión social, valorización del trabajo, la modernización de las instituciones y la garantía plena de libertades”.

Además invitó a “reconstruir” el país y a no repetir los errores cometidos por los gobiernos anteriores, como la corrupción y la complicidad con el crimen organizado.

“Nosotros no tenemos el derecho de equivocarnos,” enfatizó Funes. “El compromiso comienza por no hacer lo que algunos hicieron mal en este país, gobernar para pocos, ser complacientes con la corrupción, ser cómplices del crimen organizado, pactar con el atraso en todas sus formas de expresión”, afirmó.

El mandatario aseguró que en el país se busca la reconstrucción social, económica e institucional de la patria, eso significa que “precisamos reiventar el país, lo que no significa abandonar lo bueno que se ha hecho, sino crear un modelo que rescate lo mejor que tenemos, que disminuya las desigualdades internas y promueva la reinserción en un escenario regional e internacional”.

También manifestó que espera crear un nuevo proyecto de nación que acelere el progreso humano y salde la deuda social con la que cuenta el país. “Tenemos que recuperar el tiempo perdido y nuestro mayor desafío es hacer que estos cinco años valgan por más de una década y sabemos que eso es posible”, apuntó. 

Enfatizó que “la transparencia, el combate a la corrupción y a toda las formas de despilfarro y manejo de dinero público serán cosas sagradas en nuestro gobierno”.

Afirmó que en El Salvador se dará una revolución pacífica y democrática, lo que significará disminuir las desigualdades, mejorar la calidad de vida de la nación y perfeccionar la gestión pública.

“Nuestra nación se encuentra acechada por las acciones de la delincuencia y el apremio económico de miles de familias, aunado al deterioro acelerado e irresponsable del ambiente y a las decisiones de gobiernos del pasado al consentir la corrupción en el aparato del Estado. Tenemos una tarea gigantezca pero no nos intimida”, añadió.

Funes se preguntó: “Cómo es posible que millones de compatriotas migrantes que están trabajando duramente fuera del país logren mejorar su vida. Es muy simple: el problema no está en la gente, sino en la mentalidad de los gobiernos y los dirigentes que han conducido el país”. 

“La riqueza humana del país está dispuesta, sólo falta un gobierno sensible y patriota que la haga crecer. Yo quiero ser el Presidente de ese gobierno”, añadió. 

Se mostró convencido de que un gobierno que desarrolla políticas internas rígidas y que se articula con otro países amigos cumple su parte en esta batalla. 

“Vivimos un tiempo de crisis de ideologías y de carencia de modelos. En lugar de asustarnos, eso nos debe estimular, alegrar, porque nos enciende la esperanza de actuar con fuerza creadora en el mundo y refuerza la capacidad de originalidad”.

“Nuestros desafíos son grandes pero así los hemos aceptado desde hace mucho tiempo y más ahora que el pueblo nos eligió para conducir los destinos del país. Somos otra forma de conducir la nación (…)  somos dirigentes a los que no sólo les importa que les cuadren los números, que les cierren las estadísticas. Queremos que nos cuadre mejor la vida de todas las familias salvadoreñas”, dijo Funes.

Afirmó que su gobierno trabajará sin desmayo en una agenda de cambio estructural, en la cual se dará a los que han migrado todo el apoyo necesario para regularizar su situacion migratoria, en particular su derecho de ir y venir.

Confirmó que su gobierno normalizará las relaciones bilaterales y diplomáticas con todos los países, incluyendo a la “hermana nación de Cuba”.

“Retomaremos todos los esfuerzos por renovar la relación con EE.UU., sobre todo por los millones de emigrantes salvadoreños que allí residen”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: