Archivos por Etiqueta: el Instituto de Vivienda Urbana (IVU) y favorecer a las

Las calumnias de Altamirano

25 sep


Salvador Ventura

El presidente José Napoleón Duarte, en un acto legítimo y soberano giró instrucciones a todas las dependencias del Estado, incluyendo las instituciones autónomas, para que no concedieran publicidad a El Diario de Hoy, porque este medio había iniciado una campaña de calumnias y ataques gratuitos contra todas las obras, proyectos y gestiones de su gobierno.

Se conoce extraoficialmente que en cinco años del gobierno demócrata cristiano El Diario de Hoy dejó de percibir no menos de 200 millones de colones en concepto de pauta publicitaria.

Gran parte de esos fondos fueron captados por La Prensa Gráfica, medio más tolerante y respetuoso de la magistratura presidencial. El malestar de los propietarios, concretamente del “racista” (no le agrada Barack Obama, porque es negro; no le gusta el presidente de Bolivia, Evo Morales, porque es indígena) Enrique Altamirano, con el ingeniero Duarte, era porque en elecciones limpias había derrotado al candidato de Arena, Roberto D´Aubuisson, fundador de los Escuadrones de la Muerte, según informe de la Comisión de la Verdad y calificado como “asesino compulsivo” por el ex embajador de Estados Unidos en El Salvador, Robert White.

Desde luego, el señor Altamirano consideraba a Duarte “un comunista”, simplemente porque había iniciado una tímida Reforma Agraria, y era partidario de la nacionalización de empresas estratégicas, del comercio exterior, impulsor de una reforma urbana para poner un techo a los alquileres de viviendas (por cierto el padre de Altamirano, era propietario de muchos mesones en la periferia y centro de San Salvador). Además sus medidas fiscales y una parcial regulación del mercado, así como potenciar el Instituto Regulador de Abastecimientos (IRA), el Instituto de Vivienda Urbana (IVU) y favorecer a las personas más humildes de este país, no cayeron en gracia en la empresa privada que cerró filas para atacar a su gobierno.

El Diario de Hoy, durante el periodo de Duarte, no fue objetivo y jamás publicó al menos una breve noticia donde se diera a conocer más de una obra importante ejecutada o inaugurada durante esta administración de la Democracia Cristiana. Los editoriales y las noticias estaban revestidas de un odio profundo, de rencor y de amargura. Esta situación enfermiza se mantiene hasta la época actual, puesto que todos los problemas creados por los cuatro gobiernos de Arena (abandono de la agricultura, deterioro ambiental, alto costo de la vida, inseguridad ciudadana, migración cada vez mayor de salvadoreños hacia los Estados Unidos y otros países, falta de empleos, etc. etc. etc.) los atribuye al gobierno de Duarte, “la década perdida” le llama”; sin analizar en ningún momento los casi 20 años que ha sufrido el pueblo salvadoreño con los regímenes areneros.

La posición del director de El Diario de hoy continúa en el presente contra el partido FMLN y su candidato presidencial Mauricio Funes, desde que éste fue proclamado como tal en noviembre del año pasado. Lo acusa de comunista, “rojillo” y “títere” de los dirigentes de esta fuerza política. No se trata sólo de ataques gratuitos, sino de calumnias, manipulación de las informaciones, como ciertamente podemos fácilmente comprobar con una última publicada el jueves 4 de septiembre en las páginas 2 y 3, con el título “FMLN abrirá juicios de guerra”.

Más que una noticia se trata de un comentario perverso, fuera de toda ética periodística y lindante en la propaganda, como ya es una característica en este medio publicitario. Tanto en el programa de gobierno, como en las repetidas declaraciones del candidato presidencial Funes, no hemos leído ni escuchado que en el nuevo gobierno de izquierda, se pretenda enjuiciar a criminales de guerra, investigar a fundadores o miembros de los Escuadrones de la Muerte (en el informe de la Comisión de la Verdad, se señala a altos dirigentes de Arena y personeros de la empresa privada, bien como miembros o patrocinadores de esta lacra social) o derogar la Ley de Amnistía, para permitir que los tribunales competentes juzguen a los responsables de miles de asesinatos de salvadoreños.

El Diario de Hoy miente descaradamente y de manera deliberada busca a supuestos analistas y políticos de la derecha para que con sus declaraciones “den fuerza” o respalden sus calumnias y su permanente manipulación periodística. El señor Altamirano no es ético ni le interesa publicar en su totalidad informaciones o declaraciones emanadas de dirigentes del FMLN. Únicamente busca causar daño, temor y tratar de opacar la imagen de un candidato favorecido por las encuestas de opinión pública.

El candidato presidencial del FMLN, Mauricio Funes, en declaraciones al conductor del programa de televisión Ocho en Punto, afirmó categóricamente que suspender la Ley de Amnistía representaría volver al dolor “la gente necesita creer en el presente, llenarse de esperanza…” dijo. Reforzó sus palabras al aclarar que “Parto del hecho que tenemos que ver hacia el futuro, no más hacia el pasado.

El pasado de odio, de enfrentamiento y de confrontación no podemos cambiarlo. El futuro si lo podemos construir de modo diferente…”.

En ningún momento habló de derogar dicha ley o promover investigaciones para castigar a los culpables de torturas y asesinatos contra salvadoreños. Si el señor Altamirano tiene temor de que una minuciosa investigación, como se ha hecho en otros países como Chile, Argentina, Alemania o Uruguay, hago público quienes estuvieron implicados en la formación y patrocinio de los Escuadrones de la Muerte, tal como lo reveló el informe de la Comisión de la Verdad, debe dormir tranquilo, dedicarse a promover un periodismo serio, profesional y objetivo y dejar a un lado los fantasmas del pasado que, supongo, le provocan insomnio y no lo dejan tranquilo.

Por esa manera de “hacer periodismo” sin ética ni profesionalismo, es que muchas personas se abstienen de dar entrevistas o declaraciones a El Diario de Hoy. No se trata de que “sean enemigos de la libertad de expresión” y de los periodistas, como también maliciosamente insinúan los comentarios de este medio, sino que existen claros antecedentes que muestran la manipulación de las informaciones que acostumbran hacer los editores del matutino. El director de El Diario de Hoy, tan temeroso de cambios en el sistema de gobierno, mejor debe enfocarse a promover uno o varios debates entre los candidatos presidenciales, para que la población pueda formarse una idea o tomar una decisión sobre la persona y el programa de gobierno por realizar en los próximos cinco años. Es “pedirle peras al olmo”; pero al menos se hace la lucha para tratar de rescatar lo poco de humano que pueda quedar en una persona consumida por el odio, el extremismo ideológico y la esquizofrenia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: